Archivo

Adolfo Fernández Saínz

adolfo fernndez sanz

Juan Adolfo Fernández Saínz
Condena: 15 años
Prisión de Canaleta (Ciego de Ávila)
Actualmente en la Prisión Provincial de Holguín.
Carretera Central, Kilómetro 777. Compañía 6. Holguín 1 C.P. 80100
Trasladado el 11 de Junio de 2010 a prisión en Ciudad de La Habana
Exiliado en España en 2010

Edad: 61 años
30 de noviembre de 1948, San Luís, Pinar del Río.?Casado con la Sra. Julia E. Nuñez Pacheco.

Graduado de Licenciatura en Lengua y Literatura Inglesa en la Universidad de la Habana. Cumplió misión internacionalista en Etiopía junto al entonces Héroe de la República, Comandante Arnaldo Ochoa durante tres años. ?A su regreso trabajó durante más de 10 años en el Equipo de Servicio de Traductores e Intérpretes (ESTI), organismo perteneciente al Consejo de Estado. Durante este tiempo trabajó con numerosas personalidades de la cultura, el deporte y la política nacional e internacional. All Guiddings, Ted Turner, Mengistus Haile Marian, Robert Mugabe, Julius Nierere, miembros de la familia Rockefeller, Robert McNamara y Schlesinger fueron algunos de ellos. ?Trabajó en eventos de carácter internacional como Cumbres de los No Alineados, el Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes y la Reunión Tripartita con motivo de los 30 Años de la Crisis de Octubre. ?Durante el año 1987, se desempeñó en el Consejo Mundial por la Paz en Helsinki, Finlandia, y durante 1988 en la Organización de Naciones Unidas, en Nueva York.
Con los años 90 la Isla de Cuba experimenta una crisis socio - económica sin precedentes. El discurso oficial del gobierno cubano no satisface sus expectativas, pues observa desde su posición de traductor que existe una enorme falta de correspondencia entre la versión que se le da al pueblo de la situación y la que él traduce para los altos dignatarios en los eventos internacionales.?Por esta fecha surge en nuestro país una enfermedad nunca antes vista en él, la Neuritis Óptica. Los pacientes sufren dolores en las articulaciones y pérdida de visión. Los médicos no daban ninguna explicación a los pacientes y la prensa oficial evade el motivo principal de la enfermedad que, no obstante, ya todos comentaban: avitaminosis. ?Todo lo anterior fue conformando en él un descontento con la situación que estaba atravesando el país y la necesidad creciente de no hacerse cómplice de la mentira. Decir lo que piensa abiertamente, fuera del marco íntimo de sus familiares y amigos, se convierte en una necesidad imperiosa para él, aunque sabe que esto puede traerle pésimas consecuencias. ?Tras advertir a su familia del paso que pensaba dar, expresó en una reunión en su centro de trabajo sus criterios. Dijo que no confiaba en la Dirección de la Revolución y en el manejo que estaban haciendo de la situación cubana. Las consecuencias eran previsibles. Fue separado de su centro de trabajo en muy poco tiempo. ?A partir de este momento se vincula activamente al movimiento disidente con el que ya tenía algunos vínculos. Integra el Partido Solidaridad Democrática del cual pasa a ser posteriormente Secretario de Relaciones Internacionales. Se integra también al Sindicato de Trabajadores Independientes y al Colegio de Pedagogos.
Es miembro del Movimiento de Trabajadores Cristianos, movimiento laical católico. Participa en la Mesa de Reflexión de la Oposición Moderada y forma parte del grupo de personas que desde ella lanzaron la Carta de Derechos y Deberes Fundamentales de los Cubanos. ?Paralelamente se desempeña como Periodista Independiente. Con sus artículos y comentarios colabora con la difusión de la realidad cubana eludida por los medios. Forma parte del Proyecto de Nueva Prensa Cubana y de la Sociedad de Periodistas "Manuel Márquez Sterling". Es corresponsal de la Agencia "Patria" y de la agencia rusa "Prima - News". ?Colabora además intensamente con numerosas publicaciones cubanas independientes o con sede en el exterior, caracterizándose por su moderación, objetividad y agudeza crítica. Sus colaboraciones eran leídas a través de Radio Martí, publicadas en la Revista Encuentro, Revista Hispano Cubana, Carta de Cuba, El Disidente, CubaNet, De Cuba, Cuba Nuestra, entre otras y en los sitios www.nuevaprensa.com, www.cubaencuentro.com, www.cubanet.org y www.prima-news.ru. ?Durante todos estos años fue hostigado por la Seguridad del Estado para que cesara sus actividades opositoras. Ante el argumento de que sería juzgado por publicar sus artículos en publicaciones extrajeras respondía siempre que se veía precisado de hacerse escuchar por esta vía en vistas de que la prensa oficial no publicaría sus escritos. ?Sufrió numerosas detenciones, arrestos, interrogatorios y amenazas. En 1998 estuvo durante más de 10 días en una celda de la Seguridad del Estado junto a dos prisioneros comunes, sin que durante este tiempo se le notificara su paradero a sus familiares. Durante esta detención adquirió una conjuntivitis muy fuerte que luego se convirtió en un padecimiento crónico. ?En el año 1999 el Presidente de la República mencionó durante una comparecencia televisiva una nueva ley: la Ley 88 de Protección de la Independencia Nacional y la Economía Cubanas. La oposición cubana la bautizó luego como "Ley Mordaza". En este momento mencionó a 33 periodistas independientes y opositores pacíficos que podían ser encausados bajo la misma por sus nombres y apellidos. Adolfo Fernández Saínz fue uno de ellos. ?En un plano personal es un padre de familia, casado hace 29 años y con una hija, fruto de ese matrimonio. Es católico práctico y cristiano convencido. Sus características más notables son su nobleza y su apego a la verdad. ?Marzo del 2003 ?A las 5:00 p.m. del miércoles 19 de marzo del 2003 se presentaron en su domicilio ocho agentes de la Seguridad del Estado con una orden de registro y acompañados de dos miembros de los Comité de Defensa de la Revolución (C.D.R.) que fungieron como testigos. ?Revisaron y confiscaron cada artículo que entendieron sospechoso, fueran propiedad de Adolfo o no. ?Realizaron un montaje sobre la cama matrimonial que luego filmaron varios técnicos con cámaras digitales y de video. Al finalizar intercambiaron gestos de satisfacción. Filmaron también insistentemente a Adolfo y a sus familiares. ?Se llevaron todos sus artículos, montones de periódicos nacionales y extranjeros, revistas y libros de contenido antigubernamental, eclesial e incluso cultural, fotografías correspondientes a su época de traductor en las que aparecía junto a personalidades de renombre y de sus amistades en la oposición y todas las tarjetas de presentación acumuladas a través de los años. ?Asimismo se apropiaron de una máquina de escribir, una cámara de video (perteneciente a su hija), dos Laptop en mal estado (pertenecientes a otro opositor arrestado por esos días), más de 10 rollos fotográficos (nuevos), cassettes de video de contenido familiar, dos grabadoras de periodismo, una walkman, varios cassettes de audio, varios disquetes (entre ellos, algunos de su hija), entre otras cosas. ?El registro fue minucioso y se prolongó por ocho horas en su pequeño apartamento de cinco piezas.?Cada documento y objeto fue relacionado en una lista que, al término del registro, firmaron Adolfo y su esposa. No dejaron ninguna copia a la familia. ?En este momento los agentes le comunicaron que debía acompañarlos y llevar consigo algunos artículos de aseo personal. ?Durante cinco semanas se le mantuvo en un calabozo de la Sede de la Seguridad del Estado en la Ciudad de la Habana (Antigua escuela de los Hermanos Maristas). Allí fue colocado en una celda junto a otros tres detenidos por causas de narcotráfico. ?Las visitas familiares se permitían solamente una vez a la semana durante 10 minutos bajo la presencia de un oficial y con la advertencia explícita de que la visita sería suspendida en caso de que se hablara de algún tema relacionado con el caso o su situación. ?El juicio fue sumarísimo. Se realizó el día 3 de abril del 2003. Fue juzgado junto a Martha Beatríz Roque Cabello, Nelson Molinet Espino, Arnaldo Ramos Lauzurique, Mijaíl Barzaga Lugo y Nelson Alberto Aguiar Ramírez en la causa 12 del 2003 "por los delitos de Actos contra la Independencia o la Integridad Territorial del Estado e infracciones penales de la Ley Número Ochenta y Ocho (Ley Protección de la Independencia Nacional y la Economía de Cuba)". ?La abogada contratada, Amelia Rodríguez Cala, solo contó con una semana para preparar su defensa. Durante este tiempo su presión arterial se descontroló y decidió dejar los casos que había asumido. Luego cambió de criterio y asumió algunos de ellos. ?No le fue posible entrevistarse con su defendido con anterioridad al juicio, hasta sólo cinco minutos antes. Tras un breve encuentro con su defendido Adolfo Fernández, le dijo que había terminado ya con él porque necesitaba "verle la cara" al resto de sus defendidos. ?El juicio se prolongó durante siete horas. Al mismo no se le permitió la entrada a la prensa internacional ni a personal diplomático alguno, ni siquiera a familiares fuera del primer grado de consanguinidad. A los familiares presentes no se les permitió sentarse en los primeros bancos. ?La petición fiscal fue de 15 años. La defensa pidió su libertad. La condena fue de 15 años de privación de libertad. ?El siete de abril su esposa, Julia E. Núñez recogió la sentencia en el Tribunal Provincial de la Habana junto a otras esposas de sus compañeros de causa. ?Allí estaba presente la prensa extranjera acreditada en Cuba. También se encontraban algunas representantes femeninas de la Brigadas de Respuesta Rápida armadas con palos con el propósito de intimidar y/o atacar a las esposas. La prensa rodeó a las esposas para evitar que una agresión física tuviera éxito. ?A pesar de que se sabía que el proceso completo estaba amañado se realizó la apelación antes de las 72 horas estipuladas. ?La respuesta a la apelación tardó 15 días, más de una semana de lo estipulado y su resultado fue la ratificación de la condena.
Adolfo Fernández Saínz fue trasladado para cumplir su sentencia a la Prisión Provincial de Holguín, distante 777 Km. de sus familiares. Esto constituye una forma adicional de castigo a sus seres queridos que para su visita deben trasladarse a través de seis provincias pese a las dificultades de transporte existentes. ?Su condena transcurre bajo el Régimen de Máxima Severidad. Las visitas familiares están estipuladas cada tres meses y tienen dos horas de duración. En ellas solo pueden participar familiares de primer grado de parentesco. ?Hasta el mes de noviembre se le mantuvo en una celda aislada que mide 1 ½ metro por 3. Sin agua ni luz eléctrica dentro de ella. Solo un camastro y a modo de servicio sanitario, un baño turco (orificio en el suelo) a cuya fetidez y plagas se encuentra expuesto permanentemente. Hay mosquitos, cucarachas y ratones. ?El colchón que le fue dado en un primer momento poseía en su interior toda suerte de objetos ajenos al mismo y lo convertían en algo incómodo y antihigiénico por lo cual rechazo dormir en el mismo. Se mantuvo durmiendo sobre la tabla del camastro durante más de tres meses al término de los cuales le dieron una colchoneta de características aceptables. En este momento las autoridades le quitaron nuevamente esta colchoneta y le devolvieron la anterior, mas parecida a un mapa de relieve, la cual el rechazó nuevamente por lo que en estos momentos duerme sobre una tabla nuevamente.?Es sacado una vez al día de la celda para bañarse y otra para tomar el sol durante una hora. El horario del sol es irregular y puede coincidir con las horas de mayor incidencia de rayos ultravioletas ante lo cual rechaza la posibilidad de solearse. ?Los alimentos de la prisión son de pésima calidad, difíciles de identificar y de peor elaboración. En ocasiones no se encuentran en buen estado. ?Los alimentos que su familia le llevan para reforzar su dieta son pesados y limitados a 30 libras (13.6 Kg.). Junto a los mismos le incluyen el peso de los productos de aseo con lo cual se restringe aún más sus posibilidades de palear el hambre. ?El agua está contaminada y algunas de las criaturas que la habitan pueden ser divisadas por la vista humana. ?Su derecho a realizar una llamada telefónica de 25 minutos semanalmente pocas veces se cumple. La llamada se efectúa siempre en presencia de un militar que cuelga la comunicación en caso de entender que se está hablando algún tema relacionado con su situación en la prisión. ?Hasta noviembre del 2003 se encontraba en un pasillo junto a seis compañeros de causa: Arnaldo Ramos Lauzerrique, Iván Hernández Carrillo, Ángel Moya Acosta, Alfredo Domínguez Batista, Antonio Díaz Sánchez y Mario Enrique Mayo. ?Tres de ellos: Ángel Moya Acosta, Mario Enrique Mayo e Iván Hernández Carrillo acometieron indistintamente el recurso de la huelga de hambre para reclamar los derechos que les eran violados en determinadas situaciones críticas. El resto de los prisioneros de conciencia, Adolfo entre ellos, se les unieron en las tres oportunidades para apoyarles en sus demandas.?En este momento fueron dispersados hacia diferentes prisiones o separados de destacamentos. ?Adolfo Fernández Saínz permanece en la misma prisión pero en una compañía diferente. En estos momentos se encuentra en un destacamento junto a 48 prisioneros comunes.

Dirección familiar: Calle Belascoaín  Nº465,  apartamento 19, entre Zanja y Salud. C. Habana C.P. 10300
ESTADO DE SALUD
(Actualizado hasta el 11 de marzo del 2010)
Blefaritis en párpado, enfisema pulmonar, quistes y otros trastornos renales, hernia hiatal, alta presión arterial, hipertrofia prostática grado I, pesaba 168/170 lb y ahora 132 lb, otros trastornos oculares.