All for Joomla All for Webmasters

Noticias

Violencia de Género en Cuba: Un “aparente” bienestar social manchado de sangre de mujeres inocentes.

El Noticiero de Televisión reconoció en un reportaje,  en las voces de Clotilde Proveyer, profesora de Sociología de la Universidad de La Habana y de Ada Caridad Alfonso, especialista del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) la existencia de las víctimas de Violencia de Género en Cuba.

  Esta ultimó declaró: “sabemos que tenemos muchas cosas por hacer en materia de prevención, de atención a la violencia, pero lo estamos haciendo. No estamos esperando a que realmente suceda lo peor”  ¿Qué significado tiene esta frase?  ¿Acaso lo peor no ha ocurrido ya?

*Ailynn Torres Santana  investigadora independiente  dentro de Cuba  ha cifrado en 802 las víctimas por violencia de género en  entre los años 2013 a 2018.  ¿Dónde se encontraba entonces la Federación de Mujeres Cubanas,  y la Sra. Ada Caridad Alfonso?  ¿Dónde las sociólogas de la Universidad de La Habana?
Desgraciadamente estas instituciones responden directamente al órgano rector del país que durante muchos años no ha querido enfrentar el problema en la defensa absurda de una falsa e  idílica sociedad donde no existen los problemas.  El falso bienestar social vendido al exterior ha pasado por encima de las muertes de todas estas mujeres.  Este discurso está manchado de sangre de víctimas inocentes.

¿Dónde la denuncia oficial por Leidana Colina González, agredida por su expareja hace unas semanas con una barra de hierro, o por la muerte de Beatriz de 21 años asesinada en Gibara, Holguín? ¿Y la mujer y sus dos hijas que murieron en Las Tunas?

*  Cifras aproximadas de feminicidio en Cuba  2013/2018 , 802 muertes.
Sin Permiso.  República y Socialismo  también para el siglo XXI
http://www.sinpermiso.info/textos/el-primer-dato-sobre-feminicidios-en-cuba
Ailynn Torres Santana es miembro del comité de redacción de Sin Permiso. Investiga, dentro de Cuba, sobre procesos de participación y sistemas políticos locales, estudios sobre culturas políticas. Trabaja en un proyecto sobre historia de la Revolución cubana desde las mujeres. Ha investigado, también, sobre procesos de integración latinoamericana, y la relación entre Estado, ciudadanía y propiedad en América latina.
No sólo la Red Femenina de Cuba, sino otras plataformas en Cuba,  han denunciado sistemáticamente esta realidad que el gobierno se ha empeñado en silenciar.  Se han realizado gestiones por parte de todas con la administración que han resultado estériles.  La declaración de habilitar una línea 106 con la de la policía y la fiscalía para la atención a la temática de violencia de género e intrafamiliar”, resultante no sólo insuficiente sino en cierto sentido insultante.

“El cronograma legislativo del gobierno cubano presentará 107 normas jurídicas.  No se prevé ninguna sobre violencia de género”. El trabajo real y responsable es introducir en este cronograma legislativo la Ley Integral de Violencia de Género en Cuba.

La Red Femenina de Cuba presentó el pasado 2019 su Agenda2020 sobre Violencia de Género, que ha sido desatendida.  Quedaron incluidos objetivos y acciones imprescindibles, desde nuestro punto de vista para la resolución de esta lacra:

1.- Poner fin a todas las formas de discriminación contra todas las mujeres y las niñas.

2.- Determinar si existen o no marcos jurídicos para promover, hacer cumplir y supervisar la igualdad y la no discriminación por motivos de sexo.

3.- Eliminar todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas en los ámbitos  públicos y privados, incluida la explotación sexual y otros tipos de explotación.  Adoptar medidas rigurosas en los centros de trabajo.

4.- Actualización de los datos sobre feminicidio, que nos permita conocer las dimensiones reales de este fenómeno para promover soluciones a corto, mediano y largo plazo.

5.- Proporción de mujeres y niñas de 15 años de edad o más que han sufrido en los 12 meses anteriores violencia física, sexual o psicológica infligida por un compañero íntimo actual o anterior, desglosada por la forma de violencia y por edad

6.-   Proporción de mujeres y niñas de 15 años de edad o más que han sufrido en los 12 meses anteriores violencia sexual infligida por otra persona que no sea un compañero íntimo, por edad y lugar del hecho

7.-  La preparación  de los funcionarios que atienden las denuncias de violencia en contra de las mujeres, ya que es determinante para que quienes son víctimas puedan tener la confianza en el proceso de atención a sus casos, y en consecuencia reducir los índices de impunidad para la erradicación en la comisión de este tipo de delito.

8.-  La inclusión en esta ruta de reformas y aprobaciones de leyes como mandato posterior de la Constitución vigente de,  la tipificación de la violencia de género, como delito, bien en el Código Penal o a través de la promulgación de la Ley específica en la materia.

9.- Eliminar todas las prácticas nocivas, como el matrimonio, precoz y forzado.

10.- Reconocer y valorar los cuidados y el trabajo doméstico no remunerados mediante servicios públicos, infraestructuras y políticas de protección social, y promoviendo la responsabilidad compartida en el hogar y la familia.

11.- Proporción de tiempo, dedicado a quehaceres domésticos y cuidados no remunerados, desglosada por sexo, edad y ubicación.

12.- Asegurar la participación plena y efectiva de las mujeres y la igualdad de oportunidades de liderazgo a todos los niveles decisorios en la vida política, económica y pública.

13.- Proporción de mujeres en cargos directivos, con capacidad real de decisión.

14.- Emprender reformas que otorguen a las mujeres igualdad de derechos a los recursos económicos.

15.-  Mejorar el uso de la tecnología instrumental, en particular la tecnología de la información y las comunicaciones, para promover el empoderamiento de las mujeres.
16.- Proporción de personas que poseen un teléfono móvil, desglosada por sexo.

17.- Aprobar y fortalecer políticas acertadas y leyes aplicables para promover la igualdad de género y el empoderamiento de todas las mujeres y las niñas a todos los niveles.

18.- Promover el  seguimiento objetivo a la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer,  y aplicar fondos públicos a este fin.

19.- Aportación de recursos públicos para la realización de estas valoraciones a través de organismos independientes que puedan contrastar sus resultados con los aportados por el Estado.



Elena Larrinaga de Luis
Red Femenina de Cuba
@FeminaRed
www.redfemeninadecuba