All for Joomla All for Webmasters

Noticias

Nota de Prensa

La doble agresión sufrida por Dasniirka Salcedo Verdicia, constata, la falta de un código deontológico de la policía cubana

que debería de estar basado en una serie de principios éticos, orientadores de la conducta policial, resaltando la importancia de la seguridad del ciudadano, que no debería de concebirse únicamente como un bien constitucionalmente protegido, sino que es, al mismo tiempo, un derecho individual esencial cuyo reconocimiento arranca de la Declaración Universal de Derechos Humanos, cuando se refiere a la vida y la libertad de cada persona. Esta degradación moral es reflejo de la decadencia moral del sistema. La indolencia del gobierno cubano ante este tipo de actuaciones lo hace cómplice de las mismas.

Exigimos al gobierno cubano:

1.-  La redacción inmediata de una Ley Integral de Violencia de Género que tipifique estas actuaciones como delito y que contemple como agravante del mismo la acciones realizadas por los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado como garantes de la seguridad ciudadana.

2.-  La redacción de una Ley de Competencia Policial que supere el Reglamento Policial de 2019, que es calificado  erróneamente de constitucional, siendo  simplemente un reglamento represor,  y que necesariamente incluya un código ético de conducta, basada en los  documentos de carácter universal que han servido de guía para el asentamiento de los valores policiales profesionales, como son  la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948, y los Pactos Internacionales de 1966 que, a su vez, orientaron la elaboración en el año 1979 del Código de conducta para funcionarios encargados de hacer cumplir la ley de las Naciones Unidas.

#TodasSomosDiasniurka
Red Femenina de Cuba.  Alianza Cubana por la Inclusión.  Mujeres Democristianas de Cuba (@FeminaRed  @ACI_Cuba @CubaMujeres)
21 de noviembre de 2020